Pasta con albóndigas de trigo sarraceno y garbanzos

Original: http://www.creativegan.net/archives/pasta-con-albondigas-de-trigo-sarraceno-y-garbanzos/

Pasta con albóndigas de trigo sarraceno y garbanzos

Dificultad: media
Tiempo de preparación: 40 minutos + tiempos de reposo
Raciones: para 6-8 personas (salen bastantes albóndigas)
Ingredientes:

Para las albóndigas:
♥ ½ taza de trigo sarraceno
♥ 1 cucharada de aceite de oliva
♥ 200 g de garbanzos cocidos y escurridos
♥ 1/2 taza de coliflor rallada (opcional)
♥ 1 diente de ajo picado (sin nervio)
♥ ¼ de cucharadita de sal
♥ 2 cucharadas de salsa de soja
♥ 2 cucharadas de harina de garbanzos o de trigo
♥ ¼ de cucharadita de pimentón ahumado (pimentón de la Vera o pimentón choricero)
♥ ¼ de cucharadita de tomillo
♥ ¼ de cucharadita de orégano
♥ aprox. 1/8 de cucharadita de pimienta negra molida
♥ 1/8 de cucharadita de nuez moscada
♥ 1/8 de cucharadita de citronella en polvo (opcional)
♥ aprox. ½ taza de almidón de maíz (maicena) o de tapioca para rebozar las albóndigas
♥ aceite de oliva o de girasol para freír (opcional)

Para la pasta:
♥ 70 g de pasta larga (espaguetis, tallarines… lo que tengas) por persona
♥ 50 g de coliflor por persona (un par de ramilletes pequeños)
♥ 2 rodajas gruesas de calabacín por persona
♥ aprox. 1 cucharadita de aceite de oliva
♥ una pizca de sal
♥ salsa de tomate o tomate frito al gusto
♥ flores de romero (opcional)

Calienta en una cacerola pequeña o mediana el aceite a fuego medio-bajo y añade el trigo sarraceno. Tuéstalo 1 minuto sin dejar de remover o hasta que notes que empieza a oler a frutos secos tostados. Añade 1 taza y ½ de agua, ponlo a fuego medio-alto y bájalo a lento-medio cuando empiece a hervir fuerte. Deja que se cueza 10-12  minutos o hasta que el trigo sarraceno esté tierno y suelto y no quede agua en la cacerola (si queda agua, escúrrelo).

Pon en un bol grande los garbanzos y machácalos con un tenedor o un machacador de patatas. Añade el trigo sarraceno y el resto de ingredientes (excepto el almidón) y mézclalo muy bien. Ha de quedar una masa fácil de manejar, un poco pegajosa, cohesiva y homogénea (no pasa nada si queda algún trozo grande de garbanzo). Si tu masa está demasiado blanda añade más harina o puré de patatas en copos, mézclalo y déjalo reposar 10 minutos antes de comprobar la consistencia.

Pon el almidón en un bol mediano o un plato hondo. Si vas a freír las albóndigas, ve poniendo al fuego una sartén honda con aceite (lo suficiente como para cubrir hasta la mitad las albóndigas) a fuego medio. Si las quieres hacer al vapor, ve preparando la vaporera y papel de hornear para evitar que las albóndigas se peguen a la vaporera. Si las vas a hacer al horno, precaliéntalo a 190ºC y pon papel de hornear sobre un par de bandejas de horno.

Forma las albóndigas con el tamaño que quieras (cuanto más pequeñas más cantidad te saldrán y antes se harán; cuanto más grandes, mayor tiempo de cocción y menor cantidad), con una cucharada y media de masa están bien. Pásalas por el almidón, cubriéndolas bien y retirando el exceso, y ve dejándolas en un plato o una bandeja antes de pasarlas a la sartén, al vapor o al horno.
Fritas: hazlas por tandas, las que quepan, procurando no moverlas mucho al principio para evitar romperlas. Tardarán 3-4 minutos. Sácalas a un plato con papel de cocina absorbente.
Al vapor: hazlas también por tandas. Coloca las que quepan en la vaporera, preferiblemente sin que se toquen, y hazlas al vapor a fuego fuerte 8-10 minutos (puedes probar una cuando lleven 8 minutos para comprobar cómo van).
Al horno: pon todas las que quepan en la bandeja de horno y hazlas 10 minutos a 190ºC, abre el horno, dales la vuelta a las albóndigas y hazlas otros 10 minutos más o hasta que veas que se doran ligeramente y están hechas por dentro (prueba una para asegurarte).

Una vez hechas las albóndigas puedes dejarlas enfriar y guardar en la nevera en un recipiente bien cerrado 3-4 días o congelarlas en una bolsa de congelación o un recipiente bien cerrado hasta 6 meses.

Si quieres las albóndigas más jugosas aún, cuécelas 2-3 minutos con la salsa de tomate y un par de cacitos del agua de cocción de la pasta.

Mientras se hacen las albóndigas cuece la pasta según las instrucciones del paquete para que quede al dente.
Corta los ramilletes de coliflor por la mitad o en trozos de tamaño mediano. Corta las rodajas de calabacín en cuatro partes.
Calienta un poco de aceite en una sartén mediana antiadherente a fuego medio-alto (extiende el aceite con un trocito de papel de cocina). Dora la coliflor y el calabacín con una pizca de sal, salteando de vez en cuando, hasta que queden dorados por ambos lados. Apártalo y resérvalo en un bol tapado (o en los platos en los que lo vas a servir).

Escurre la pasta cuando esté hecha y sírvela junto con la coliflor, calabacín, albóndigas y salsa de tomate.

Pasta con albóndigas de trigo sarraceno y garbanzos

Os he puesto que da para 6-8 personas porque salen bastantes albóndigas (unas 35 de algo más de 1 cucharada de masa, depende del tamaño, claro), pero no es necesario que hagáis 6-8 platos de pasta, haced sólo lo que vayáis a comer y guardad las albóndigas que sobren en la nevera o en el congelador para otro día.
La verdad es que quedan muy bien con trigo sarraceno, le dan muy buen sabor y una textura muy suave y agradable. Quedan muy bien tanto con salsa de tomate como con otras salsas, por ejemplo la salsa blanca de cebolla (páginas 102-103 del recetario), crema de anacardos, salsa de cheddar vegetal, barbacoa (pero no hagas las albóndigas a la parrilla, es posible que se rompan), o chutney de tomate, por poner algunos ejemplos.
Son unas de mis albóndigas favoritas para acompañar pastas 🙂

Podéis hacer el trigo sarraceno como queráis, pero os recomiendo tostarlo un poco antes de cocerlo no sólo por acortar unos minutos el tiempo de cocción, también por el sabor que adquiere, más fragante, mucho más atractivo y con un toque de sabor a nueces.

Por cierto, utilizad la pasta que queráis (preferiblemente larga, que queda mejor con la salsa), normal, integral, de trigo, de maíz, de arroz… algunas tardan muy poquito tiempo en hacerse (1 o 2 minutos), así que podéis ahorrar un tiempo de cocción 😉

Si queréis más recetas de albóndigas echad un vistazo a las que ya tengo subidas y a este tutorial para que aprendáis a hacerlas a vuestro gusto con los ingredientes que tengáis y que más os gusten.

 

Original: http://www.creativegan.net/archives/pasta-con-albondigas-de-trigo-sarraceno-y-garbanzos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s