Falafel de guisantes

Falafel de guisantes

 

Tenía muchas ganas de hacer falafel tradicional, sobre todo después de ver esta receta de Fentdetutto, un amigo cocinero de Facebook, porque albóndigas o croquetas de legumbres hice muchas veces pero respetando la receta de verdad, con los garbanzos crudos, nunca.
Bueno, pues esta vez tampoco he podido!! porque en lugar de hacerlo con garbanzos, el ingrediente base utilizado fueron los guisantes secos, unos alaveses de color marrón clarito que podéis ver en la siguiente foto:
Guisantes secos de Álava

 

El resultado final fueron unos falafeles exquisitos, increíblemente ricos y muy fáciles de hacer, aunque tienen truco porque al hacer la masa la veía poco aglomerada y tenía miedo que se desmoronasen al modelar o  freír, entonces añadí un poco de avena, la piqué mezclada con todo y así luego las bolitas las hice con más facilidad y tampoco se rompieron mientras las freía.
 
Ingredientes: (15 unidades)
1 taza de guisantes secos
media cebolla
1 diente de ajo
5 hojitas de cilantro fresco
3 cucharadas de avena en grano
media cucharadita de levadura en polvo
sal
aceite
Preparación:
  • Ponemos a remojo la noche anterior los guisantes secos en agua abundante.
  • Al día siguiente los enjuagamos bien, escurrimos y los metemos en la picadora.
  • Añadimos el resto de ingredientes y vamos picando con cada uno que se añade.
  • Damos vueltas a la picadora hasta que quede una masa fina, con algún gránulo pero bastante jugosa.
  • Dejamos reposar a temperatura ambiente para que se maceren y casen todos los sabores mínimo media hora.
  • Hacemos bolas (yo utilicé la herramienta de las bolas de helado tamaño pequeño) y, si queremos, algunas las aplastamos o las dejamos tal cual, gorditas. Da igual cuál elijáis porque de las dos maneras se hace bien por dentro, así que como más os gusten.
Interior del falafel, en este caso con forma de bolita aplastada
  • Calentamos aceite de sabor suave y cuando esté bastante caliente las vamos metiendo en la sartén cuidando que no se deformen.
  • Bajamos el fuego un poquito, muy poquito, porque se tuestan enseguida y si no casi no daría tiempo a que se hiciesen por dentro.
  • Les damos la vuelta para freírlas por los dos lados.
  • Las sacamos bien escurridas sobre un plato con papel absorbente (veréis que tienen la ventaja de absorber poco aceite en comparación con otras frituras).
  • Y para acabar las servimos con las salsas que más os gusten.
Yo las acompañé de una versión vegetal que hice ayer también de la tzatziki griega (y que podéis ver la receta aquí: http://mostazaymedia.blogspot.com.es/2013/06/salsa-vegetal-tipo-tzatziki.html) porque al llevar pepino le da un toque fresco muy adecuado.
Falafel de guisantes con salsa tzatziki
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s