Gobi Manchurian

Original: http://www.creativegan.net/archives/gobi-manchurian/

Gobi Manchurian

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 30 minutos
Raciones: para 2-3 personas
Ingredientes:

♥ 1/2 coliflor mediana (500 g)
♥ aceite de oliva o de girasol para freír

Para rebozar:
♥ 4 cucharadas de harina de trigo
♥ 2 cucharaditas de maicena
♥ 1 cucharadita de jengibre molido
♥ 2 dientes de ajo picados
♥ 1 cucharadita de salsa de soja oscura
♥ 1/4 de cucharadita de cúrcuma
♥ 1/2 cucharadita de sal
♥ 1/2 vaso de agua

Para la salsa:
♥ 2 cucharaditas de salsa de soja oscura
♥ 4 cucharadas de pasta de tomate (concentrado doble de tomate)
♥ 1/2 cucharadita de melaza
♥ 200 ml de agua

♥ 2 cucharaditas de maicena diluidas en 4 cucharadas de agua

♥ 3 cucharadas de aceite de sésamo
♥ 2 cucharaditas de jengibre molido
♥ 3 dientes de ajo finamente picados
♥ 1/2 cebolleta picada
♥ 1/2 cebolla morada picada

♥ 1 cucharadita de cilantro molido
♥ 1/4 de cucharadita de cúrcuma
♥ 1/2 cucharadita de garam masala
♥ 1 cucharada y 1/2 de vinagre de manzana
♥ 1/4 de cucharadita de sal
♥ unos tallos verdes de la cebolleta

Lee toda la receta antes de empezar. Esta es una adaptación de la receta Gobi Manchurian de Sinfully Spicy.

Separa la coliflor en ramilletes, lávala y sécala muy bien.

Mezcla en un bol todos los ingredientes del rebozado, procurando que no queden grumos (puedes añadir un poquito más de agua si te queda demasiado pastoso).
Calienta en una sartén honda abundante aceite a fuego medio.

Pasa los floretes de coliflor por el rebozado y pásalos a la sartén cuando el aceite esté caliente. Muévelos de vez en cuando y sácalos cuando estén dorados (3-4 minutos). Déjalos en un plato hondo con papel de cocina absorbente.

En un bol pequeño mezcla la salsa de soja, el concentrado de tomate, la melaza y el agua, y resérvalo.
En otro aparte o en un vaso mezcla la maicena con el agua.

Calienta en una sartén el aceite de sésamo a fuego medio-alto y añade el ajo y el jengibre, removiendo bien durante 1 minuto, y después agrega la cebolla y la cebolleta hasta que empiecen a dorarse (un par de minutos). Añade el cilantro y la cúrcuma y la mezcla de maicena y agua, y baja el fuego a medio-bajo.

Añade a la sartén la coliflor, la salsa que habíamos mezclado en un bol aparte, el garam masala, vinagre y sal, removiendo muy bien para que se mezcle todo, y ponlo a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando, hasta que no quede líquido, sólo una crema muy espesa que cubra todos trozos de coliflor.

Sírvelo con los tallos de la cebolleta picados o cortados en tiras.

Como podréis ver en la receta original de Sinfully Spicy, en realidad esto lleva mogollón de picante (1 chile serrano, salsa de chili, chili en polvo…) así que si os gusta mucho el picante añadidlo tal y como indica.

Me encantan los platos “no puedo creer que sea coliflor”. Siempre he odiado la coliflor y su olor al hervirla, pero una cosa tan bonita tenía que estar buena de alguna manera. Y vaya que si encontré maneras… empezando por la coliflor frita con tahini hasta utilizar la coliflor rallada a modo de pan rallado, mezclarla con bechamel y gratinarla. Qué delicia. Pues con este plato sucede lo mismo. Está TAN bueno que no creerías que es coliflor. Es lo bueno que tiene no cocerla, sino hacerla directamente en aceite o al horno, que no suelta todo ese olor desagradable, y además mantiene su agradable textura crujiente.

La salsita Manchuria esta que he hecho con el concentrado de tomate es una delicia, ni demasiado fuerte de especias ni empalagosa, ni ácida ni nada de eso. Todo en su justo punto. Al final, aunque lleve melaza y vinagre, no queda dulce ni agria, para nada, ya he utilizado distintos vinagres en otras recetas de salsas y con la cocción desaparece cualquier aroma fuerte y sabor excesivamente ácido.

La salsa de soja oscura es más densa y oscura que las demás, por eso se usa poquita cantidad. Si sólo tenéis salsa de soja normal, poned el doble de lo que indica la receta.

No he probado a hacerlo, pero muy seguramente podéis sustituir la harina de trigo por harina de maíz, de arroz, de soja, de quinoa, de trigo sarraceno, etc., lo importante es que el rebozado quede denso, así que no veo que haya problema. No le pongáis levadura ni harinas que ya vengan con levadura (harina para rebozados, harina de tempura, etc.) porque el propósito no es crear un rebozado grande y esponjoso, sino más bien fino, que dé color y sabor.

El aceite de sésamo se puede sustituir por aceite de oliva, pero cambia el sabor. El aceite de sésamo tiene un aroma intenso a sésamo tostado, una delicia. Puedes, en su lugar, calentar aceite de oliva con un puñadito de semillas de sésamo justo antes de añadir el ajo y el jengibre.

Aunque el listado de ingredientes parezca largo, si lo miráis detenidamente la mayoría son especias, así que no es para tanto (leed siempre las recetas enteras antes de hacerlas o decidir no hacerlas!). Os animo a probarlo pronto, que está tan bueno que apenas dura en el plato 🙂

Original: http://www.creativegan.net/archives/gobi-manchurian/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s